Noticias

Atrás

El Wallet, o monedero electrónico, empieza a ser una realidad, según Tecnocom

El Wallet, o monedero electrónico, empieza a ser una realidad, según Tecnocom

Impulsado por los grandes operadores de tarjetas, entidades financieras y fabricantes como ApplePay y SamsungPay.

"Desde hace años la industria ha mostrado un enorme interés en los ‘wallets' y los pagos a través de móviles –explica Miguel Ángel Prieto Morales, Director de Banca y Seguros de Tecnocom– que ha aumentado gracias al uso ya generalizado de los smartphones, sin embargo, sólo se había materializado en la realización de pilotos de ámbito reducido, derivado de las importantes limitaciones logísticas y del ecosistema comercial basado en las SIMs".

Esta situación, según Tecnocom, ha variado radicalmente desde el pasado año y ha empezado a despegar con la entrada de los grandes players. "Visa, MasterCard y American Express –indica Miguel Ángel Prieto– ya han definido las bases técnicas para ofrecer pagos móviles de forma segura dentro de las redes actuales de pagos, como el  HCE (Host Card Emulation). En paralelo, y en línea a dichas bases, cada vez más entidades emisoras están sacando wallets propios que ya permiten realizar pagos móviles en cualquier terminal de venta con capacidad NFC". 

A estas dinámicas del mercado se suma la fuerte apuesta realizada por fabricantes como ApplePay y SamsungPay, que  se produce de forma paulatina y país a país, "pero que tiene –señala Prieto– una gran capacidad para movilizar a millones de consumidores apasionados por por la experiencia de usuario que estos fabricantes ofrecen".

Según Tecnocom, el pago móvil seguro y universal es una realidad tecnológica, "y sólo queda dar un último paso para que su uso se generalice en la población, de la mano de una experiencia de usuario mejorada y de nuevos valores añadidos ofrecidos junto con este servicio de pago".

Tres líneas de innovación

En su último estudio sobre Medios de Pago, Tecnocom identificaba tres grandes líneas de innovación: las transferencias electrónicas inmediatas (faster payments), el creciente desarrollo de los wallets móviles y los avances en comercio electrónico y señalaba diferencias en cuanto a su avance entre regiones.

Las iniciativas de transferencias electrónicas inmediatas y de bajo coste, ya presentes en determinados mercados, como el británico (Faster Payments), permitirán avanzar en la reducción del uso del efectivo en el día a día de los ciudadanos, favoreciendo el desarrollo de nuevas  aplicaciones como son el pago entre personas P2P (person-to-person) empleando el móvil o los pagos en comercios P2B (person-to-business). En este último punto, los pagos inmediatos podrían incluso amenazar localmente, de forma  gradual, el uso de las tarjetas de débito.

En cuanto al comercio electrónico, a pesar de su crecimiento exponencial, existe una problemática no resuelta respecto al balance entre seguridad y usabilidad ya que la aplicación de  mecanismos 3-D Secure definidos por las marcas, incluyendo métodos de autenticación del titular como el envío al móvil de un OTP (One Time Password) por parte del emisor, pueden ser una traba para la finalización de la compra, desde el punto de vista de experiencia de usuario.

A estas tendencias emergentes se suma el creciente interés por la tecnología blockchain, conocida por la criptomoneda Bitcoin. Esta tecnología permite la creación de sistemas transaccionales descentralizados, pudiendo ser empleada para otros fines dentro del sector bancario distintos al de Bitcoin (e.g. mensajería asociada al comercio exterior). Las entidades ven diversas posibilidades futuras en su aplicación, y ya se están trabajando en iniciativas que seguramente iremos viendo despegar en el corto o medio plazo.
 


NOTICIAS