Noticias

Atrás

Minsait y FireEye suman fuerzas para proyeger el correo electrónico frente a las ciberamenazas más avanzadas

Minsait y FireEye suman fuerzas para proyeger el correo electrónico frente a las ciberamenazas más avanzadas

Se trata de un servicio en la nube que permite que cualquier empresa acceda a las tecnologías más avanzada con el mínimo coste. Según datos del Centro Criptológico Nacional, el 75% de los casos de infección de malware en empresas se producen mediante correos engañosos personalizados.

Minsait, la unidad de negocio de Indra que da respuesta a los retos que la transformación digital plantea a empresas e instituciones, y FireEye se han unido para desarrollar FEE(P) Mail Defense, una solución capaz de proteger el correo electrónico frente a los ataques más sofisticados.

La solución combina la capacidad de Minsait para analizar el correo electrónico y gestionar los incidentes, con la eficacia de la herramienta Email Threat Prevention (ETP) de Fire Eye, capaz de detectar ataques de gran complejidad.

Desde la nube, la herramienta analiza los correos antes de que el destinatario los abra en su bandeja de correo. Se protege de esta forma a la empresa frente a infecciones de Ransomware, que cifran la información para pedir un rescate, y a las Amenazas Persistentes Avanzadas, que roban datos o alteran procesos de negocio sin ser detectadas.

Este servicio 24x7 se adaptada tanto a las empresas que cuentan con un correo corporativo alojado en la nube, como a aquellas que lo tienen en sus instalaciones. FEE(P) Mail Defense facilita a las empresas acceso a la inteligencia y tecnología de última generación sin necesidad de que  inviertan en sistemas propios, que suelen quedar obsoletos rápidamente.

Según datos del Centro Criptológico Nacional (CCN-CERT), el 75% de los casos de infección en compañías se llevan a cabo utilizando mensajes de correo engañosos con alto grado de personalización. Esta técnica, conocida como Spear Phising, aprovecha técnicas de ingeniería social para dirigir el ataque a personas con cargos de relevancia o con acceso a sistemas clave. Las medidas de seguridad habituales no suelen detectar ataques de este tipo, ya que emplean malware muy avanzado en cuyo desarrollo se han invertido grandes recursos y un elevado volumen de trabajo.

 


NOTICIAS